El Museo de Semana Santa acoge la exposición fotográfica FYSIKÓ, de Alberto Rubio

10 de Octubre de 2019

El Museo de Semana Santa inaugura este viernes, 11 de octubre y a partir de las 20 horas la exposición benéfica FYSIKÓ, de Alberto Rubio. La muestra se podrá visitar en las salas temporales del Museo. La muestra es a beneficio de la ONG Kubuka, que trabaja para crea un desarrollo sostenible centrándose en la educación y el emprendimiento como motor de cambio en Kenia y Zambia.

 

A la inauguración asistirán representantes de la ONG Kubuka, que además de informar a los asistentes sobre los diferentes proyectos que tienen en marcha, venderán productos realizados por mujeres de Kenya y Zambia. Además, durante la inauguración de la exposición habrá una actuación musical de acompañamiento del dueto de cuerda A Tempo, compuesto por Irene Rodríguez y Beatriz Ariño.

 

La inauguración se completa con el concierto de GGQuintanilla en Los Clásicos, a partir de las 23:30 horas. GGQuintanilla, ex miembro de Ornamento y Delito con los que editó 5 discos, presenta su trabajo en solitario: Oscuros Presagios.

 

Sobre la exposición

 

FYSIKÓ, “natural” en griego, presenta 48 obras fotográficas impresas con tintas de primera calidad sobre diversos materiales como papel, dibond, vitra y madera.

 

La exposición es un paseo en ocasiones frontal, pero siempre amable, con la realidad natural que nos rodea. Personas y sus estilos de vida, animales, plantas y entornos que en muchos casos están desapareciendo se plasman en materiales reciclados como metáfora de “si reutilizas quizás no desaparezca”.

 

En esta exposición, realizada en una época donde impera lo digital, inmediato y efímero, hay un afán por mostrar lo más natural sobre materiales naturales y con pasado, buscando de esta forma detener el tiempo.

 

Sobre el Autor

 

Alberto Rubio Terrazas, afincado en Madrid y de crianza conquense, es un curioso observador que en 1988 y con solo 16 años, emprendió su primer viaje junto al periodista Miguel de la Quadra Salcedo en lo que acabaría llamándose Ruta Quetzal. Una aventura que trataba de promover el intercambio cultural entre los jóvenes de España y la América hispanohablante. Este viaje hizo mella en el joven Alberto, que contagiado por la inquietud de los viajes, comenzó en 1998 un recorrido vital por más de treinta países.

 

Estos viajes, e inicialmente con una vieja Nikon prestada, se convirtieron en la excusa para de modo autodidacta, comenzar a fotografiar lo que le rodeaba. El autor hace exposiciones regularmente desde 2016.