La procesión del Perdón hará una salida conjunta desde El Savador y San Felipe, para mejorar la seguridad

16 de Marzo de 2018

Las hermandades de la Procesión del Perdón, que recorre las calles de la capital conquense cada Martes Santo, han acordado hacer una salida conjunta a las 20 horas desde El Salvador y desde San Felipe Neri del próximo 27 de marzo – Martes Santo – en aras de mejorar la seguridad en la zona de San Felipe Neri, toda vez que se trata de un punto en el que se concentra una gran cantidad de público y de nazarenos.

 

En los últimos años, San Felipe “se ha convertido en un punto conflictivo por lo que respecta a garantizar la seguridad de todos los participantes en la procesión, tanto espectadores como nazarenos”, explica el presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea. “Los técnicos de la Junta Local nos pidieron una solución y así se ha propuesto, con la total colaboración y comprensión de las cinco hermandades que componen el desfile del Martes Santo” destaca el presidente.

 

Comunicado de las hermandades

 

En un comunicado conjunto, las hermandades explican que la medida responde a las indicaciones de los técnicos de la Junta Local de Seguridad, reunida este jueves para aprobar el Plan de Seguridad de cara a la Semana Santa de 2018. “Las hermandades que componen la Procesión del Perdón del Martes Santo, tuvimos el pasado lunes 5 de marzo conocimiento de un asunto tratado en la reunión preparatoria (comisión técnica) de la Junta Local de Seguridad. El presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea, nos informó de que según dicha comisión técnica, se había detectado un problema de seguridad a la altura del Oratorio de San Felipe Neri, durante la subida de la Procesión hacía la Plaza Mayor, debido al elevado número de nazarenos y público que presencian la salida de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli. Número, que se ve incrementado cuando desfilan por el mismo lugar las Hermandades de San Juan Bautista y del Santísimo Cristo de la Luz” detalla el comunicado.

 

“Toda vez que la mencionada comisión técnica recomienda la adopción de medidas para suprimir o, al menos, paliar dicho problema de seguridad, las hermandades del Martes Santo no pueden hacer otra cosa que atender esta recomendación de la Comisión Técnica, que ha sido elevada a la Junta Local de Seguridad” prosiguen. De este modo, el acuerdo al que se ha llegado para subsanar el problema de seguridad en el Martes Santo de 2018 contempla que “la Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli, en la Procesión de este año (2018), subirá a la Plaza Mayor en primer lugar, produciéndose una salida conjunta a las 20 horas, desde San Felipe y El Salvador. Quede bien entendido que esta salida se realizará así, dada la premura de tiempo, este año, 2018. Durante el próximo año, se realizarán las pertinentes reuniones dentro de la Institución Nazarena, tal y como ordenan nuestros Estatutos, para tomar un acuerdo definitivo que solucione los problemas detectados por las autoridades” precisa el comunicado.

 

Las hermandades han querido hacer constar también que “dado el escaso margen de tiempo que las autoridades nos han dado para preparar la Procesión, intentaremos conseguir una subida ágil y lo más vistosa posible. Así mismo, informamos a los nazarenos participantes y público asistente, que dada la alteración en el orden de subida y para formar correctamente los pasos para la bajada, se realizará un breve descanso en la Plaza Mayor. Rogamos compresión a los espectadores y comunidad nazarena en general, y pedimos disculpas de antemano por los posibles errores que cometamos”.

 

Otras medidas de seguridad

 

El Plan de Seguridad para la Semana Santa de 2018 contempla además, como en años anteriores, una especial vigilancia de los puntos de mayor acumulación de público, definidos por días y procesiones. Así, el Domingo de Ramos se controlará el acceso – para no superar el aforo – a San Felipe Neri en el momento de la bendición de palmas y ramos, así como a la Plaza Mayor en la llegada de las Sagradas Imágenes.

 

El Viernes Santo, se regulará el acceso a la Plaza del Salvador para la salida de la procesión Camino del Calvario y también para la llegada, a fin de no rebasar el aforo de seguridad. Por el mismo motivo, habrá acceso regulado a la llegada de la procesión a la Plaza Mayor y en la zona de San Felipe Neri, para el miserere.

 

Finalmente, el Domingo de Resurrección se vigilará especialmente el acceso a la Plaza de la Constitución durante el momento del Encuentro, para que se respete en todo momento el aforo máximo y no haya problemas de seguridad.