La Cuenca nazarena firma un multitudinario Santo Entierro en el intenso frío de la noche del Viernes Santo

30 de Marzo de 2024

Galería gráfica: Águeda Lucas // Crónica: Berta López

Más de 1.000 nazarenos de tulipa, las cabeceras completas (incluidos estandartes especiales, como los de los hermanamientos, mientras que el Cristo de la Luz desfiló con sus dos cabeceras, la del Martes y la del Viernes Santo, así como también desfiló completa la cabecera de Las Turbas de Cuenca, en la que este año se estrenaban junto al Guión un tambor y un clarín caídos) y prácticamente todos los cetros de las hermandades de nuestra Semana Santa, una amplia pléyade de autoridades, con la Comisión Ejecutiva y la Junta de Diputación al completo, una Plaza Mayor absolutamente a rebosar y aceras llenas de público en prácticamente todo el recorrido, y una alta participación en las filas tanto de la Cruz Desnuda como de la Congregación, así como de Caballeros (con quienes desfilaron este año sendos representantes del Cabildo de Caballeros del Santo Sepulcro de Illescas y Nobleza de Gerona) y Damas de la Congregación (hasta un total de 28). Son las cifras de uno de los desfiles del Santo Entierro más multitudinarios que se recuerdan.

Tras las suspensiones de procesiones de los últimos días y, especialmente, las dos de este Viernes Santo, a los nazarenos de Cuenca les hacía falta solo un pequeño rayo de esperanza para vestir la túnica planchada y preparada – que desde el Miércoles Santo se había tenido que quedar en la percha – para echarse a la calle y acompañar al cortejo del Santo Entierro. Y ese rayo de esperanza se materializó en una espléndida noche de procesión con cielos casi despejados – apenas se registró una breve llovizna fina a la salida de la Cruz Desnuda, que repitió con menos intensidad al llegar la Cruz a los Oblatos – y una participación extraordinaria pese a las bajas temperaturas.

Ya hacia las 20:30 horas se adivinaba que el desfile iba a ser muy participativo tanto en filas como en aceras, pues en la Plaza Mayor a esa hora prácticamente ya no cabía un alma y el río de nazarenos de tulipa, cetros, estandartes y guiones era constante desde la parte baja de la ciudad. Dentro de la Catedral, los rostros de felicidad de hermanos, cabeceras y autoridades lo decían todo sin necesidad de hablar. La procesión empezó puntual, con momentos de recogimiento, solemnidad y gran vistosidad en el interior de la Catedral. El cortejo de nazarenos y cabeceras era tan numeroso, que cuando la Cruz Desnuda salió a la Plaza Mayor, la Cruz de Guía y la Banda de Trompetas y Tambores de la JdC ya estaban en San Felipe Neri. Con el Himno Nacional en la Banda Municipal de Música de Cuenca apareció en el quicio de la Puerta de la Misericordia el Yacente hacia las 21:30 horas; honores de Jefe de Estado para el Señor. Cinco minutos más tarde y con la Marcha de Infantes, hizo lo propio Ntra. Sra. de la Soledad y de la Cruz.

Con paso cadencioso pero fluido, el cortejo avanzó bien organizado y las Sagradas Imágenes alcanzaron los Oblatos pasadas las 22 horas, donde el Coro del Conservatorio cantó – por primera vez en esta Semana Santa – al paso de las Sagradas Imágenes. La Cruz Desnuda escuchó O Crux Ave, obra recuperada en 2023; el Coro cantó para el Yacente las dos estrofas del miserere y terminó con el Stabat Mater para Ntra. Sra. de la Soledad y de la Cruz.

La bajada dejó momentos de gran plasticidad y belleza, especialmente en las curvas de la Audiencia y la calle de los Tintes. Sonaron mucho y bien las dos bandas que acompañaron el cortejo. Entre las marchas interpretadas por la Banda de la JdC se contaron El Sacramento de nuestra Fe o Espéranos en el cielo, mientras que la Municipal de Música de Cuenca interpretó marchas como Camino del Sepulcro o Tu silenciosa mirada.

Mención especial para el final de la procesión llevado a cabo por parte de la Banda de la JdC, interpretando dos marchas en el compás de espera hasta la llegada de las Sagradas Imágenes, así como el Himno Nacional para el Yacente y Pasa la Soledad para Ntra. Sra. de la Soledad y de la Cruz, un momento de intensa emoción que se ha convertido en uno de los más bonitos y esperados del Viernes Santo.

En San Vicente cantó el Coro Alonso Lobo tres obras, una para cada uno de los pasos, compuestas por Luis Carlos Ortiz. Destacó el Miserere en arameo para el Yacente. Y, como es habitual, al finalizar desfile en el interior del Salvador los dos pasos de la Congregación, sonó nuestro Miserere en las voces del Coro de Cámara y ante una iglesia abarrotada que previamente había rezado un padrenuestro dirigido por el obispo de la Diócesis, monseñor José María Yanguas, quien otorgó a los presentes la bendición.

Finalizada la procesión al filo de las 00:35 horas, muchos de los nazarenos que participaron en ella se acercaron al Santuario de las Angustias, para dar el pésame a la Madre, como manda en Cuenca la tradición.

En el capítulo de autoridades, participaron en el Santo Entierro acompañando al Yacente las ya mencionadas Comisión Ejecutiva y Junta de Diputación de la JdC, el Cabildo Catedralicio encabezado por el obispo de la Diócesis, la Corporación Municipal, la Corporación Provincial, la Delegación provincial de la Junta de Comunidades, autoridades regionales como la delegada del Gobierno en C-LM, Milagros Tolón o el vicepresidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Mari Luz Fernández; así como una representación de las FF. y CC. de Seguridad del Estado, entre otras autoridades.

Nos preocupamos por su privacidad

Este sitio web utiliza únicamente cookies de Google Analytics para analizar la navegación, medir el número de visitantes y su comportamiento en el sitio, y mejorar así la experiencia de uso y nuestros servicios. Utilizamos también sesiones, imprescindibles para el buen funcionamiento del sitio web. Consulte nuestra política de cookies para obtener más información.

Si decide pulsar “aceptar” nos está usted otorgando su consentimiento para emplear dichas cookies e indicándonos que comprende la información facilitada.

Aceptar todas las cookies Aceptar sólo cookies analíticas Denegar todas