X

Descarga ya nuestra app móvil y lleva en tu bolsillo la mejor guía de la Semana Santa

Ya disponible en:

Android
iOS
La descargaré más tarde...
| El Salvador | Virgen de la Luz | San Felipe | San Esteban | San Andrés | Catedral | San Pedro | Calle del Peso | Calle Alfonso VIII | Entrada a la Plaza Mayor |

Entrada a la Plaza Mayor

Si la calle del Peso marca la anchura de las andas de los pasos procesionales, siempre se ha dicho que los arcos del Ayuntamiento, paso obligado para acceder desde Alfonso VIII a la Plaza Mayor, marcan la altura máxima de las imágenes. Se trata de un edificio de estilo barroco, levantado en la década de los años ochenta del siglo XVIII.

El Salvador

Iglesia de planta basilical donde se combinan los aspectos arquitectónicos del siglo XVII, con las proporcionadas por las diversas restauraciones que ha tenido a lo largo de la historia, y entre las que destaca la construcción de su torre de estilo neogótico, a principios del siglo XX. Desde aquí salen diversas procesiones (Martes Santo, y madrugada del Viernes Santo), y se incorporan también algunos pasos de los que participan en otras procesiones. Por la gran cantidad de hermandades que aquí tienen su sede los pasos prácticamente llenan el espacio de su planta basilical.

Virgen de la Luz

Ocupa un espacio único que antiguamente estaba formado por dos edificios diferentes: el convento de religiosos antoneros, llegados a Cuenca a principios del siglo XIV; y una pequeña ermita dedicada a la Virgen María, bajo la advocación antiguamente del Puente y hoy de la Luz, patrona de la ciudad. Mantiene una portada de estilo renacentista con un aspecto interno rococó, con ciertas influencias centroeuropeas y borrominescas. De aquí parte la procesión del Jueves Santo en su totalidad.

San Felipe

Edificada en el siglo XVIII, fue la primera obra del escultor turolense José Martín de Aldehuela en la ciudad de Cuenca. Su estilo recuerda en su interior la obra de Borromini y del rococó centroeuropeo. En esta se bendicen las palmas el Domingo de Ramos, y se incorpora el Jesús de Medinaceli al desfile penitencial del Martes Santo. También es este el lugar desde donde se canta el tradicional Miserere en el descenso de todas las procesiones.

San Esteban

Construida en los años setenta del siglo XX. Su verdadero interés es simbólico, por hallarse aquí el lugar donde nació la Semana Santa de Cuenca, hace ya más de cuatro siglos, en el espacio comprendido entre el convento de San Francisco, sobre cuyo solar se asienta la nueva iglesia, y la desaparecida y cercana ermita de San Roque. De aquí parte, aunque todavía muy incompletos, los desfiles del Miércoles Santo y la mañana del Viernes Santo.

San Andrés

Iglesia que en la actualidad se encuentra fuera de culto. Se encuentra situada en uno de los enclaves de mayor sabor nazareno de la ciudad que lleva su mismo nombre. Aquí comienza y termina, cada año la Semana Santa de Cuenca, con la salida de la procesión del Hosanna el Domingo de Ramos, y con la salida y llegada de la procesión de El Encuentro en el Domingo de Resurrección. De él parte también el desfile la hermandad de María Santísima de la Esperanza en la tarde del Martes Santo. Y en el terminan su recorrido procesional la propia hermandad de la Esperanza y la del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo el Martes Santo,  y la hermandad del Ecce-Homo de San Miguel en el desfile del Miércoles Santo.

Catedral

Se trata del templo más importante de la diócesis. Muchos son los actos que anualmente realizan las hermandades en él. En cuanto a los desfiles procesionales destacar:  la llegada de la procesión del Domingo de Ramos; la salida de la procesión penitencial del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, en la noche del Lunes Santo; la incorporación de hermandad de la Santa Cena a la procesión del Miércoles Santo para iniciar el descenso; y la salida de la procesión del Santo Entierro, la noche del Viernes Santo.

San Pedro

Iglesia que se encuentra fuera del recorrido oficial propiamente dicho, aunque desde ella salen algunas hermandades para incorporarse a las procesiones del Martes y Miércoles Santo: El Martes Santo inicia su desfile una de las hermandades de más reciente incorporación a la Semana Santa de Cuenca, la hermandad del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo. El Miércoles Santo, tres son las hermandades que se incorporan de este templo: la de San Pedro; la Negación de San Pedro; y la del Ecce-Homo de San Miguel. Juntas desfilan hasta la Plaza Mayor, donde se unen al resto de hermandades que desfilan en este día.

Calle del Peso

Marca la anchura total de los pasos procesionales. Desde las ventanas de algunas de sus casas se puede llegar a tocar con comodidad algunos de los pasos. Es interesante admirar la agilidad del capataz de banceros para tomar las dos curvas de la calle (entrada por la puerta de San Juan, ventana abierta en la ciudad hacia la hoz del Júcar; salida por la calle Solera), haciendo el menor número posible de maniobras.

Calle Alfonso VIII

Desde la calle Zapaterías se puede apreciar una hermosa vista de cualquier procesión, pero de todas las imágenes que se pueden contemplar desde allí, la más plástica quizá sea la incorporación de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli desde la cercana Iglesia de San Felipe.

Entrada a la Plaza Mayor

Si la calle del Peso marca la anchura de las andas de los pasos procesionales, siempre se ha dicho que los arcos del Ayuntamiento, paso obligado para acceder desde Alfonso VIII a la Plaza Mayor, marcan la altura máxima de las imágenes. Se trata de un edificio de estilo barroco, levantado en la década de los años ochenta del siglo XVIII.